domingo, 2 de agosto de 2009

Reflejo

Muero, en un segundo
en el miedo que da el soñar
cuando ya no hay nada
mas que la nefasta suerte
más nada que respirar.
Y muero, como lo hace un cualquiera
al pie de la nostalgia y de la pena
de verme y sentirme vacío
sin nada, sin nadie
sin alma, sin frío.
Sólo el miedo y pánico
de encontrarme conmigo
con mi reflejo turbio,
con mi reflejo tardío
de ser moribundo
de caminante perdido
que me lleva a mis adentros
a refugiarme solitario.
Ya nada más me queda
estoy solo,
en silencio,
escondido
y agonizando.

1 comentario:

Itzel dijo...

me gustó, las rimas son naturales y melódicas, tienen ritmo sin llegar a ser monónotas....