miércoles, 11 de mayo de 2011

Vete

Corta en hilachas mi existencia
Entre tanta palabra mal dicha
Basta de actuar en tragedias griegas
Si por perversa te tengo la vida
Basta de acercarte cual culebra
De inmovilizar con esa mirada
Si no tienes otra certeza
Que alimentar al alma con desdicha
Corta ya tus pasos
Y acalla de una vez tu pelea
Que de tu boca no broten más cantos
Ni argumentos, ni cerezas
Deja ya de pronunciar mi nombre
Llévate lejos tu presencia
Que ya no eres convidada
Ni a mi cuerpo, ni a mi mesa

3 comentarios:

Zednan Deatts dijo...

http://titeresinhilos.blogspot.com

enletrasarte dijo...

Cuando la desdicha toma cuerpo de adiós, cuando el dolor toma cuerpo de poesía.
Muy bueno, un saludo desde Uruguay

Jose Miguel Adaros dijo...

Gracias! un abrazo desde acá