miércoles, 19 de enero de 2011

INCc

Al final es tan absurda la existencia
Que no tiene razón lógica de ser
Ser moderno que se acompleja
Contra una sociedad que dicta su forma
No se acopla
Se retrae
Se deprime
Inventa pastillas para seguir adelante
Funcionando
Modernamente o maquinalmente
En la cinta de ensamblaje
Que no para nunca
Enajenado del espíritu
De su esencia y sin ser substancia
Como aquel que se hizo barata
Por allá cincuenta años atrás
Qué hacer entonces?
Si la meditación también fue vendida
Y el Zen viene en bolsas de té
Dónde recobrar lo nuestro?
Antes que el tiempo se nos arrebate
No hay opciones afuera...
Para qué “ser en el mundo”
Si el mundo no quiere ser en ti…
No puede… ¿o no nos damos cuenta?

2 comentarios:

concepto-aparte dijo...

Interesantes reflexiones, había quien dijo "nací en un mundo viejo demasiado tarde"

Mis saludos

Jose Miguel Adaros dijo...

Gracias por compartir... muy buena la frase! salu2